• Resumen
  • Contactos
  • Aliados
  • Noticias y reportajes

El Ártico es uno de los ecosistemas más frágiles de la Tierra. En esta región el aumento de temperatura duplica la tasa promedio del resto del planeta y el cambio climático afecta de forma desproporcionada. 

Para atraer la atención mundial y sumar esfuerzos contra la desaparición de las regiones polares, ONU Medio Ambiente está organizando "El Último Juego de hockey en el Polo Norte", en colaboración con la Fundación República del Deporte y con el apoyo de Grid Arendal.

El evento, que se celebrará en el Polo Norte en abril de 2019, está encabezado por el legendario jugador ruso de hockey sobre hielo Viacheslav Fetisov, embajador para las regiones polares de ONU Medio Ambiente.

Este juego simbólico de hockey sobre hielo tiene como objetivo involucrar a una gran diversidad de actores femeninos y masculinos, incluidos atletas de diferentes disciplinas y países, así como pueblos indígenas y jóvenes del Ártico. El evento unirá al deporte y el medio ambiente como agentes de paz.

El Último Juego se celebrará meses antes de la Cumbre sobre el Clima que convoca el Secretario General de la ONU para septiembre de 2019.

El contexto del Último Juego:

  • El cambio climático en el Ártico ya tiene un gran impacto en el ecosistema y en las personas que viven en la región. Además, tiene efectos en otras regiones del planeta, por ejemplo, el aumento del nivel global del mar, el deshielo del permafrost (que libera metano a la atmósfera), así como inundaciones y sequías en áreas densamente pobladas como Asia y África.
  • Con el acelerado deshielo en el Ártico han surgido planes para explorar nuevas oportunidades económicas, como aprovechar nuevas rutas marítimas y establecer operaciones de extracción y perforación.
  • Estos desarrollos potenciales amenazan las condiciones prístinas del Ártico.

Los objetivos del Último Juego:

  • Demostrar que el Ártico es muy frágil e importante para el bienestar de todas las personas en el planeta.
  • Destacar el valor de la colaboración, la amistad y la paz.
  • Llamar la atención sobre la rapidez del calentamiento global, que está cambiando la cara del Ártico de tal forma que puede llegar a estar casi libre de hielo durante el verano de 2040 (de allí el título del evento).
  • Mostrar las posibilidades de celebrar eventos deportivos con un impacto ambiental mínimo, incluso en un entorno tan extremo.

El Último Juego en sí:

  • Habrá dos capitanes liderando dos equipos de jugadores diversos, desde profesionales legendarios hasta novatos absolutos, incluidas personalidades de renombre de diferentes campos, pueblos indígenas y jóvenes del Ártico.
  • Viacheslav Fetisov, embajador de las regiones polares de ONU Medio Ambiente, será uno de los capitanes.
  • No habrá ganadores oficiales o perdedores, pero el Ártico saldrá triunfante.

La logística del Último Juego:

  • El Último Juego solo puede acomodar a una cantidad muy limitada de personas por razones medioambientales y logísticas, por lo que no se llevará a ningún espectador al Polo Norte.
  • Sin embargo, el juego se emitirá en todo el mundo y numerosos medios de comunicación globales ya están haciendo fila para su participación y la cobertura.
  • A pesar de la complejidad operativa, el objetivo es garantizar que el evento tenga el mínimo impacto ambiental en el Polo Norte y que se compensen todas las emisiones de CO2 inevitables asociadas con la preparación y celebración del juego.  

Alejandro Laguna, Oficial Regional de Información, Europa.
E: laguna[at]un.org
T: +41-22-917-8404

Jan Dusik, Asesor Principal de ONU Medio Ambiente para el Ártico y la Antártida.
E: jan.dusik[at]un.org
T: +41-22-917-83-31

Reportajes

Noticias