24 May 2019 Story Air

Inspiración en la contaminación: artistas y científicos buscan soluciones para un desafío global

Photo by Michael Pinsky

La acción contra la contaminación no puede postergarse. Según la Organización Mundial de la Salud, nueve de cada 10 personas respiran un aire tóxico, y cada año la contaminación del aire causa alrededor de 7 millones de muertes prematuras.

Por eso, artistas y científicos están buscando formas creativas de elevar la conciencia sobre este desafío global y encontrar soluciones para reducir la polución o incluso utilizarla como recurso.

Cápsulas de contaminación

Michel Pinsky se inspiró en los diferentes tipos de contaminación del aire cuando creó sus Cápsulas de contaminación. El proyecto consta de cinco cúpulas en las que se imita la calidad del aire de zonas diferentes del mundo: el norte de Noruega, Londres, Nueva Delhi, Pekín y São Paulo. A medida que uno avanza por cada sección, experimenta los diversos niveles y fuentes de contaminación que predomina en esos lugares.

"Quería tener sensaciones muy diferentes de una cúpula a otra. La intención no es solo demostrar cuán fuerte es la contaminación, sino también mostrar que tiene características muy diversas”, dijo Pinsky a ONU Medio Ambiente.

En el caso de Londres, el artista recrea el olor a diésel. En Pekín, mezcla los olores de humos industriales, del carbón o la quema de madera, y las emisiones del transporte. Mientras que en Nueva Delhi huele a plástico quemado y hierba, debido a que los ciudadanos aún queman gran parte de sus residuos.

Afortunadamente, en estas cúpulas la contaminación es solo en olor y visibilidad, sin que el espectador inhale los verdaderos gases dañinos. Pinsky reconoce que aun así la experiencia no es muy agradable. Ese es el punto: la contaminación del aire nunca lo será.

Pinsky espera que sus cápsulas de la contaminación conduzcan a un "enfoque radical" contra la contaminación del aire, enfocado en el transporte público. "No es tan fácil aplicar el mismo activismo o filosofía en diferentes ciudades del mundo, pero en algunos casos, el problema puede comenzar a solucionarse en tan solo dos años, con las políticas adecuadas", dijo.

image
Photo by Studio Roosegaarde

Torres libres de smog

Cuando Daan Roosegaarde creó la Torre libre de smog estaba inspirado por los esfuerzos que presenció en Pekín para elevar el desarrollo económico y el bienestar de los ciudadanos. Su creación, “el aspirador de smog más grande del mundo" -como él lo llama- absorbe el aire contaminado, lo limpia y lo libera nuevamente a la atmósfera.

“Me dije a mi mismo, no soy ministro y no puedo invertir hoy € 20.000 millones en energía sostenible, pero soy ingeniero y artista, puedo crear un parque de aire limpio, como un oasis”, dijo.

La premisa de su proyecto es ubicar esta torre en parques de la ciudad, lo que hace que el aire sea entre 20% y 70% más limpio que en el resto de la urbe. Esta innovación utiliza una tecnología de ionización positiva, que según Roosegaarde es la única forma de purificar grandes volúmenes de partículas ultrafinas con poca energía.

Actualmente, las torres se encuentran en países de todo el mundo como China, Polonia, Países Bajos y próximamente en Corea del Sur y México. Esta acción también condujo a una campaña global, con socios locales en cada nación que replica la invención.

“Esto no es una utopía. Paso a paso, podemos mejorar la calidad de vida de nuestras ciudades. El gran objetivo es que las torres no sean necesarias, pero hasta entonces, hay que hacer lo que podamos para preservar la salud", dijo.

Tinta con base en la contaminación del aire

Anirudh Sharma visitaba a su familia en Mumbai, India, cuando comenzó a notar que por la noche sus camisas blancas se iban manchando gradualmente con algo que parecía suciedad.

“Me di cuenta de que se trataba de la contaminación del aire o de las partículas de hollín liberadas por el escape de los vehículos. Esto es un problema de salud importante”, dijo Sharma al Laboratorio de Medios de su alma mater, el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

Cuando regresó al MIT, Sharma decidió hacer algo al respecto. Así que creó Graviky Labs, la empresa que ha desarrollado una tecnología capaz de capturar las partículas contaminantes del escape de los vehículos para convertirlas en una tinta llamada Air-Ink, usada por artistas.

Hasta el momento, el emprendimiento ha capturado 1.600 millones de microgramos de material particulado, o el equivalente a recolectar 1,6 billones de litros de aire exterior.

“Menos contaminación y más arte. Eso es lo que buscamos ", dijo Sharma.

La contaminación del aire es el tema del Día Mundial del Medio Ambiente 2019, que se celebra el 5 de junio. La calidad del aire que respiramos depende de las elecciones de estilo de vida que hacemos todos los días. Obtén más información sobre cómo te afecta la contaminación y qué se está haciendo para limpiar el aire que respiramos en worldenvironmentday.global/es. Participa en la conversación de redes sociales usando el etiqueta #SinContaminaciónDelAire.